ORGNL

Cócteles y bebidas

Cómo se hace el vodka

Puedes comprar una botella de Vodka en el supermercado, pero también puedes hacerlo tu mismo en casa. Te enseñamos cómo se hace.

Ingredientes

Cómo se hace el vodka
  • 1,8 kilos de cebada malteada
  • 11 kilos de patatas
  • 20 litros de agua
  • 2 paquetes de levadura de pan

Proceso de trituración:

Limpia las patatas con un cepillo y córtalas en cubos pequeños. Ponlas en una olla y cúbrelas por completo con agua y que sobre un centímetro por encima. Caliéntalo a fuego alto y deja que hiervan durante 15 minutos. Tritura las patatas con un machacador o una batidora eléctrica.

Transfiere este puré a una olla grande, y añádele agua hasta que llegue a los 20 litros de volumen total. Al verter el agua, hay que vigilar la temperatura del puré, que debe estar alrededor de 60º.

Añade la cebada malteada machacada y remuévelo bien. Mantén la mezcla a 60º durante 20 minutos. Después remuévelo, y aumenta la temperatura a 65º durante una hora.

Comprueba la lectura del refractómetro de gravedad. Si la gravedad inicial está por debajo de 1.065 añadie azúcar hasta que sea 1.065. Deja que enfría la mezcla hasta los 26-29º.

Proceso de fermentación:

Deja que la levadura se hidrate durante 15-20 minutos antes de añadirla a la fermentadora. Una vez que se ha enfriado el puré, transfiérelo a un recipiente de cristal limpio, desinfectado y seco. Añade la levadura hidratada, añade bolsas de aire, tapa el recipiente y deja que fermente entre 18-24º durante 2 semanas.

Proceso de destilación:

Recoge el líquido fermentado (también llamado lavado) y transfiérelo a un recipiente limpio y desinfectado o hacia el aparato de destilación.

Los alambiques calientan el lavado a una temperatura mayor al punto de ebullición del alcohol, pero menor que el punto de ebullición del agua. De esta forma, se elimina el agua del alcohol y otras sustancias. El alcohol (en forma de vapor), se condensan dentro del alambique y pasan al otro recipiente donde se enfrían y se condensan, pasando a un estado líquido de nuevo.

Hay que calentar el lavado con un quemador de gas, eléctrico o de leña, en función del tipo de alambique que estés utilizando. Y debe llegar a una temperatura de 80º aproximadamente.

El primer líquido que se destile hay que desecharlo, ya que tendrá mucho metanol, dañino para nuestro organismo. Es aproximadamente unos 60 ml.

Lo que vamos a utilizar es el líquido que viene a continuación, que es el Vodka. Tienes que dejar que el líquido enfríe a unos 20º para, a continuación, medir el porcentaje de alcohol que contiene. Si tiene menos del 40% de alcohol, es un Vodka disuelto; y si tiene más de 50%, está muy concentrado.

Para diluir el Vodka, se puede añadir más agua, y para concentrarlo, se puede destilar una o dos veces más. De esta manera resulta una bebida más pura.