ORGNL

Cócteles y bebidas

Las mejores ocasiones para tomar un vermú

Parece que el vermú ha pasado de estar irremediablemente pasado de moda y coger polvo en la parte de atrás de los armarios de nuestras abuelas, a vivir su mejor momento y ser un imprescindible en los bares de moda de todas las ciudades.

Los nuevos cócteles han ganado mucho terreno a las bebidas tradicionales, y el vermut ha sido uno de los mayores afectados. Pero los cócteles no tienen el mismo sabor intenso y un poco peligroso que tanto les gusta a los paladares más exigentes. Su amargor característico combina genial con cualquier comida. Por suerte, ya se empieza a ver rodando por las terrazas junto con unas tapas.

Las mejores ocasiones para tomar un vermú

Está claro que el vermut tiene que hacer acto de presencia, pero ¿cuales son las mejores ocasiones para tomarlo?

Generalmente se asocia a la hora del aperitivo, esas tapas o bebidas que se toman antes de la comida principal. Pero no tiene porque ser relegado únicamente a ese momento del día. Es perfecto para tomar un aperitivo sin prisas, de hecho, si hubiese un hábito que imponer ese sería la costumbre del aperitivo con vermú.

Esta bebida está destinada a despertar el apetito sin abrumar los sentidos. Y un aperitivo puede ser tan simple como una copa de vermú.

Tengamos en cuenta que el vermú es una especie de vino fortificado hecho a partir de una gran cantidad de hierbas, especias y otros productos botánicos. La inclusión del ajenjo, de cuyo nombre se deriva, es obligatorio para darle ese amargor característico. Por eso, se puede introducir en muchas más ocasiones. Se puede mezclar con otras bebidas o tomarlo en solitario ligeramente frío para que esté fresco.

Viene en versiones: rojo (con un sabor dulce) y blanco (seco). De los dos, el de sabor dulce es el más novedoso y con el que más se puede jugar.

Es perfecto para las barbacoas al aire libre. La carne combina a la perfección con este sabor amargo, al igual que pescados y mariscos. Los quesos son un maridaje ideal, al igual que las mazorcas de maíz y los vegetales a la parrilla. Pero también puede resultar una buena idea tomarlo con el postre, cuyo dulzor equilibra el amargor de la bebida. Si quieres encontrar tu barbacoa perfecta visita ésta página.

El renacimiento de vermut está en su apogeo y ahora es un habitual de todos los bares y terrazas. Chin chin!